MODELO DE ROLES DE EQUIPO BELBIN® - CÓMO POTENCIAR EL COMPROMISO Y LOS RESULTADOS DEL EQUIPO

by Super User

Todas las organizaciones cuentan con personas para desempeñar los cargos para los cuales han sido seleccionados; han invertido recursos para buscar personas idóneas y desarrollarlas en sus competencias, para que logren los resultados esperados con un buen nivel de motivación y compromiso. Este esfuerzo tiene como finalidad la conformación de equipos de alto desempeño y compromiso orientados al logro de los resultados y alineados con la visión organizacional.

Nos preguntamos sobre cuáles son los motivos que impiden que ésto se logre. Hemos encontrado que el Modelo de Roles de Equipo BELBIN® es una herramienta muy potente para el desarrollo individual y del equipo, puesto que brinda información para construir relaciones productivas, seleccionar y desarrollar equipos de alto rendimiento, incrementar el autoconocimiento y la eficacia personal, generar confianza y comprensión mutua y ayudar en procesos de desarrollo y plan de carrera.

Según el modelo de Roles de Equipo BEBIN, para que un equipo sea eficaz y comprometido debe disponer de un profundo autoconocimiento y conocimiento mutuo de sus fortalezas y retos sobre el comportamiento de sus integrantes, tener una composición equilibrada de sus roles y generar relaciones constructivas.

El Modelo de Roles de Equipo BELBIN, permite que los integrantes de un equipo negocien entre sí y de manera intencional y conciente, el reparto de roles y se logre la armonización, lo cual impacta positivamente en los resultados y en la construcción y consolidación de espacios conversacionales amplios e incluyentes.

La aplicación de este modelo permite gestionar el potencial individual en el equipo, conocer la forma de trabajar con otras personas, fomentar la interdependencia entre sus integrantes y alinear los roles del equipo a la estrategia de la organización.

Desde 1969, las investigaciones del Dr. Meredith Belbin, MA PhD, han identificado nueve roles que están presentes en un equipo de trabajo comprometido y eficaz. Estos roles están orientados a la generación de ideas (monitor-evaluador, cerebro y especialista), orientados a la acción (implementador, impulsor y finalizador) y orientados a las personas y a las relaciones (cohesionador, coordinador e investigador de recursos).

De acuerdo con el autor, cada uno de estos roles se diferencian por la forma cómo se comportan, cómo contribuyen y cómo se relacionan con los otros miembros del equipo de trabajo.

¨Nadie es perfecto pero un equipo puede serlo¨. Meredith Belbin, Reino Unido.